Mantenimiento de cerraduras

¿Sabías que un gran número de robos se realizan por no tener la cerradura en buen estado? Una cerradura que no funciona correctamente se convierte en blanco fácil para los ladrones. Por eso, es tan importante el mantenimiento de cerraduras. El hecho de que notes algo raro en ella ya es significado ineludible de que hay que cambiarla por otra. Y créenos, aunque no lo creas, el momento llega. Por ese motivo, en este post te damos unos consejos básicos sobre cómo tienes que hacer ese mantenimiento y, sobre todo, en qué casos no hay marcha atrás y vas a tener que cambiarla sí o sí.

mantenimiento de cerraduras

Lo primero que queremos que tengas claro es que nunca jamás tienes que utilizar aceites lubricantes en ella que no sean especialmente creados para el mantenimiento de cerraduras. Con este tipo de aceites lo único que conseguirás es crear atascos en tu cerradura y conseguir que, al final, se acabe de romper del todo. Las incrustaciones quieras o no llegarán y acabará con la vida de tu cerradura. Así que, teniendo esto como punto de partida, empezamos a contarte cómo poder cuidarla para que esté en perfecto estado.

Puntos básicos a seguir para cuidar la cerradura

Los consejos que te vamos a dar a continuación valen para todo tipo de cerraduras. Vas a ver como no solo valen para las cerraduras en sí, sino que, además, también son para el cuidado de la puerta. Tenlos en cuenta para que el funcionamiento sea el adecuado. Más adelante, te detallamos los más importantes a seguir:

  • No insertes el cilindro dentro de la puerta con demasiada violencia ya que puedes llegar a dañarla.
  • Utiliza, siempre que sea posible, cerraduras anti robo. Normalmente suelen tener mucha más calidad que las cerraduras ‘tradicionales’.
  • No uses para abrir y cerrar tu puerta unas llaves que no funcionen correctamente o que tengan algún daño.
  • Haz que la llave siempre vaya hasta el tope de la cerradura, no la intentes girar antes. No solo no se abrirá la puerta, sino que, además, conseguirás que pueda dañarse más fácilmente.
  • Nunca gires la llave con fuerza. Deja que siga su camino tal cual.
  • No tengas por costumbre dejar puesta la llave en la cerradura siempre. El cilindro se verá dañado con el tiempo.
  • No abras la puerta tirando de la llave, para eso tienes el picaporte.
  • Como te hemos dicho antes, no uses aceites lubricantes que no sean destinados especialmente para las cerraduras.

Consejos detallados para el mantenimiento de cerraduras

Lo que queremos que tengas en cuenta es que resulta igual de importante el hecho de tener una cerradura de calidad como el hecho de cuidarla. De nada sirve tener una buena cerradura si no tienes un cuidado de ella perfecto. Es decir, tienes en cuenta cuando no funciona bien y, sobre todo, cuando te está pidiendo un poco de aceite. Por ese motivo, te recomendamos que tengas en cuenta los consejos detallados que te vamos a dar ahora mismo:

La llave tiene que funcionar sin necesidad de hacer ningún tipo de presión. Por tanto, la entrada de la llave y su posterior giro tiene que ser totalmente limpio. Si notas que al girar la llave tienes que hacer presión, es que algo falla en la cerradura o en la propia llave. Para ello, antes de cambiar una de las dos, te recomendamos que eches aceite lubricante (recuerda, especial para cerraduras), en la llave y en la cerradura. Para ello, coge un paño con agua y moja la llave, a continuación, empápala con el aceite e introdúcela dentro de la cerradura y hazla girar. Cuando la saques, echa aceite también en la cerradura hasta que sobre salga el liquido.

La puerta tiene que abrir y cerrar sin necesidad de dar tirones. Seguro que has notado que, con la llegada de la nueva estación, tu puerta ya no se abre y cierra tan fácil como antes. Esto se debe a que, por lo general y más si son de madera, tienden a expandirse. Aquí tienes dos opciones, o ir directamente a apretar los tornillos de las bisagras o cambiarlas, o, poder lijar o rasurar la puerta por abajo en el caso de haga roce o tope. Ya verás como, haciéndolo, notas como funciona mejor.

Es posible que te preguntes qué tiene que ver que una puerta se abra o se cierre bien o mal para que la cerradura se mantenga intacta. Pues bien, todo lo que haga que una puerta no funcione bien, daña la cerradura porque le hace hacer más esfuerzo del que debería. Así que, ten eso en cuenta a la hora de tener una que funcione bien.

Cuenta siempre con un juego original de llaves. Seguro que, al hacer duplicados de llaves, hacemos un duplicado del duplicado. Es decir, utilizamos un juego de llaves del que ya hemos hecho un juego para hacer otro. Esto es un error. Te recomendamos que siempre guardes un juego de llaves original de la cerradura a partir del cual hacer el resto de los duplicados. De esta forma seguiremos manteniendo la estructura de nuestra llave original y no habrá ningún tipo de variación que pueda llegar a dañar la cerradura. Aunque te parezca una tontería, es más probable de lo que crees.

Contacta con cerrajeros Valencia para el mantenimiento de cerraduras

Recuerda que, en el momento en el que notes que ninguno de los trucos que te hemos comentado funciona, es el momento de cambiar la cerradura. Para ello, llama a un cerrajero Valencia experto que se encargue de ofrecerte solo la mejor. Es decir, aquella que te ofrezca una mayor seguridad. Ademas, si sufres algún robo o, directamente, pierdes las llaves, ni te lo pienses. Un cambio de cerradura se convierte en algo obligatorio. No sabes en qué manos han podido caer las llaves. Por tanto, cámbiala. Lo mismo sucede si, como te decíamos, no han funcionado los consejos de mantenimiento y la llave sigue girando mal o la cerradura sigue haciendo presión. Eso sí, primero, prueba los trucos de mantenimiento de cerraduras que te hemos comentado.

Mantenimiento de cerraduras
5 (100%) 4 votos