tutorial paso a paso de como cambiar la cuerda de una persiana

¿Cómo cambiar la cuerda de una persiana?

Las persianas son un elemento fundamental en la mayoría de los hogares y de oficinas. Dentro de las persianas existen distintos mecanismos y elementos y todos ellos son susceptibles de sufrir un deterioro o incidencia con el tiempo y todos ellos –como cualquier otro elemento mecánico- requieren de un determinado nivel de mantenimiento. Uno de los elementos clave de cualquier persiana es su cuerda y saber cómo cambiar la cuerda de una persiana resulta indispensable.

Partes de una persiana, mantenimiento y principales causas de reparación

Una persiana cuenta con distintos mecanismos y elementos, uno de los elementos clave es por ejemplo la plaza de contención, otro el soporte de rodamiento. También lo es la guía de persiana o lo son los flejes.

Otras partes clave de una persiana es el terminal de persiana, la polea de rodamiento, el soporte de espiga, la cinta de persiana, el recogedor compacto o los cerrajillos. Además de, por ejemplo, el embudo o del recogedor.

Más allá de cómo cambiar la cinta de una persiana particularmente vamos a ver algunas de las principales recomendaciones para que las persianas se mantengan en buen estado y algunas de las principales causas que pueden llevar a una persiana a estropearse, es decir, algunas de las averías más comunes en el seno de las persianas.

Hablando de algunas de las principales acciones que pueden contribuir y que contribuyen decisivamente a que una persiana se mantenga en óptimas condiciones de uso es un buen uso de esta y un adecuado mantenimiento de esta.

Y cuando se habla de un buen uso de la misma se está hablando de una persiana que se utiliza manteniendo una tirada recta cada vez que se utiliza y que se intenta evitar al máximo posible las subidas o bajadas bruscas, así como la “caída libre”.

Dicho de otro modo, la persiana debe subirse y bajarse acompasadamente y acompañarse en su tránsito. Del mismo modo siempre resulta interesante no llegar a desplegarla ni plegarla por completo, siempre es mejor dejar algunas rendijas abiertas o dejar un pequeño tramo sin subir que forzar su cierre hasta el final, al contrario, forzar su máximo despliegue.

cambiar la correa o cinta de una persiana en casa es muy facil

En lo que tiene relación al mantenimiento de una persiana, el mismo dependerá mucho de cada modelo de persiana en particular, del material con el cual la misma esté elaborada y de otras variables, pero con carácter general puede decirse que una persiana podrá recibir un mantenimiento siempre con ser limpiada con una esponja seca o un paño de fibra de forma recurrente. Este paso es importante hacerlo siguiendo el recorrido el laminado y no querer abarcar toda la persiana a la vez y hacerlo lateralmente, no limpiar la persiana de arriba abajo.

Dicho lo anterior también debe decirse que por mucho que se use de una forma adecuada una persiana y por mucho que se mantenga adecuadamente siempre llegará el día en que se tendrá que saber cambiar la cuerda de una persiana o el saberla arreglar pues siempre llegará un buen día el final de su vida útil, su deterioro o alguna incidencia que a ello obligue.

Destacar que más allá del estropeado de una persiana con carácter general se debe mencionar la rotura de correas o el desenrollado de las mismas como una de las principales causas concretas de avería, así como también resultan causas concretas de avería el estropeado de las lamas o los fallos en los mecanismos de accionamiento.

¿Cómo cambiar la cuerda de una persiana? Paso a paso

Para cambiar una cuerda de persiana ni serán necesarios demasiados materiales ni ciertamente será requerida una gran destreza o unos grandes conocimientos técnicos, simplemente con unos pocos materiales y un poco de empeño será muy fácil sustituir la cuerda de una persiana.

Por todo lo anterior puede decirse que cualquier persona puede atreverse a cambiar la cuerda de una persiana y ponerlo en práctica. Dicho ello, también debe decirse que, si alguien no se ve con fuerzas de cambiar una cinta de una persiana o lo encuentra demasiado dificultoso, entonces lo más adecuado será siempre contactar con un profesional que rápidamente realizará el cambio y dejará la nueva cinta instalada perfectamente.

Comprar o disponer de una nueva cuerda a instalar

Para llevar a cabo el cambio de una cuerda de una persiana será necesario seguro disponer de la nueva cuerda a instalar, así como de los destornilladores necesarios que permitan maniobrar tanto el cajón de persiana como el recogedor de esta.

A su vez, siempre será recomendable contar con el apoyo de unas tijeras para el caso de que se deba acortar la longitud de la cuerda de la persiana. A partir de este punto puede existir la necesidad de alguna herramienta o material más que dependerá en cada caso del tipo y modelo de persiana con el cual se vaya a lidiar.

Bajar la persiana y desatornillar el cajón

El primer paso para llevar a cabo la sustitución de la cuerda de una persiana será el de bajar la persiana en su totalidad y desatornillar el cajón en el cual se encuentra el alojamiento de esta.

Liberar anclajes si fuera necesario

En el caso de que la persiana presente algún tipo de sujeción con anclajes se deberá realizar la liberación de estos con la finalidad de poder quitar el rodillo. Llegado a este punto se retira el eje de rotación y se extraerá la cinta. Para quitar la cinta puede que sea necesario cortarla directamente si el nudo que la sujeta es demasiado complejo de liberar.

Mantener la dirección del posicionamiento de la cinta

El siguiente punto para seguir con el proceso de cómo cambiar la cuerda de una persiana será el de mantener la fijación en la dirección de posicionamiento de la cinta en la misma. Ello resulta clave pues la nueva cinta que se inserte deberá seguir el mismo patrón.

Realizar enrollado y anudado de la nueva cinta

Con todo lo anterior realizado llegará el momento de iniciar el montaje de la nueva cuerda en la persiana, para ello se realizará el correspondiente anudado y enrollado, el eje de rotación deberá hacer tope en se momento y entonces se realizará el colocado de las correas de sujeción al mismo estilo que las mismas se encontraban con anterioridad.

Cerrar el cajón

Ahora ya se podrá colocar la tapa del cajón (aunque antes de cerrarla definitivamente de nuevo puede ser interesante asegurarse de que el ajuste y el tensado son los adecuados, para en caso contrario equilibrarlos antes de su cierre definitivo) y se podrá dirigir la atención hacia el recogedor para desarrollarlo y sacar el rollo de cinta para que la misma se vaya sacando de forma cuidadosa lentamente.

Fijar la nueva cinta de la persiana

Los pasos finales para de esta guía para cambiar la cuerda de una persiana serán el fijar la nueva cinta, deberá recordarse de pasar la nueva cinta por el recogedor y por el embellecedor. Todo ello deberá realizarse manteniendo la misma posición que ya tenía la cinta que se ha retirado y se deberán dar distintas vueltas al carrete para que la nueva cuerda empiece a funcionar.

Una vez realizado todo lo anterior, tan sólo será necesario realizar las comprobaciones oportunas del buen funcionamiento de la nueva cuerda instalada y del conjunto de la persiana y ya podrá darse por finalizado entonces todo el proceso práctico de saber cómo cambiar la cuerda de una persiana.

¿Cómo cambiar la cuerda de una persiana?
5 (100%) 5 votos