Cómo evitar que la cerradura se atasque

Sí, es uno de los problemas más comunes a los que se enfrentan los cerrajeros Valencia 24 horas día tras día. Las cerraduras se atascan, eso es un hecho y, sobre todo, lo hacen con el paso del tiempo debido al desgaste. Es más, hay muchas personas que pasan del tema sin llegar a arreglarla y eso puede suponer que, a la larga, la cerradura deje de funcionar y sí que tendrás que llamar a un cerrajero para que te abra la puerta con el gasto correspondiente. Así que, ¡no te preocupes! Aquí te damos una serie de consejos para evitar que tu cerradura se atasque. Coge papel y bolígrafo y, ¡apunta!

¿Cómo evitamos el atasco en la cerradura?

Obviamente, lo que debes saber es que ninguna cerradura se encuentra libre de atascarse. Eso sí, frente a lo que puedas imaginar, aquellas que se usan más bien poco son las que más riesgo corren. Al usarse menos, no se encuentran suficientemente engrasadas y, por tanto, se atascarán con más facilidad. De hecho, es lo que suele pasar en la de los trasteros que se utilizan más bien poco. ¿Qué podemos hacer? A continuación, te damos unas ideas para conseguir que tu cerradura se atasque o, al menos, para ralentizar el hecho lo máximo posible. Te recordamos que, con el uso, se puede llegar a desgastar también. En la mayoría de las ocasiones alguna de estas opciones suele funcionar, pero sino lo hacen porque el tema ya es grave, también te contamos más abajo que otras opciones tienes. Y sí, ya te podrás imaginar cuáles son. Toca gastarse algo de dinero para conseguir acabar por el problema de una vez por todas.

los mejores consejos para evitar que tu cerradura se atasque

Engrasa tanto la cerradura como las llaves que la abren

Es importante que lo hagas en los primeros ‘síntomas’ de atasco. Pero espera, tienes que engrasarlas bien para que funcione luego correctamente. No vale de cualquier forma. Lo más cómodo es que lo hagas con un pincel y un poco de aceite y ponerla solo en las zonas de contacto entre la llave y la cerradura. De este modo conseguirás que se expanda por los sitios que realmente lo necesitan y por todos sus elementos. También puedes usar aerosoles para realizarlo, pero piensa, que si echas sin querer a la puerta puedes llegar a dañarla. Hazlo con cuidado. Y, recuerda, es importante que no esperes mucho tiempo al descubrir el atasco para que no vaya a más.

Usa parafina

Para ello necesitarás parafina y agua caliente. En primer lugar, deberás poner la llave en el agua caliente y, a continuación, ponerla en parafina. Recuerda, que solo podrás la parafina en la parte que está en contacto con la cerradura. Y, pensarás, ¿qué hace realmente la parafina? Pues funcionar como lubricante y hacer que la cerradura vuelva a funcionar correctamente. Al menos, conseguirás que no se atasque y que gire la llave con soltura.

Usa minas de lápiz

Atención porque esto solo funciona si el problema no es muy grave. Aunque te parezca una tontería, el pintar la parte de la llave que entra dentro de la cerradura hará que entre mucho mejor. La mina del lápiz funciona también como un lubricante al igual que la parafina y puede ayudar a que la llave gire mucho mejor.

Llama a un cerrajero para que lo arregle

Sí, hay veces que no te queda otro remedio. Si ves que tú mismo no lo puedes solucionar, llamar a un cerrajero puede que sea la única forma de solucionar el problema. Está claro lo que ocurre no se arreglará sin hacer nada, así que, a veces, gastarse dinero es la única solución. En este caso también tienes la opción de llamar a tu cerrajero de confianza para que sea él el que se encargue arreglar tu cerradura. En el caso en que no tengas un cerrajero favorito, te aconsejamos que preguntes a varios para saber quién te da el mejor resultado en cuanto a calidad y precio. De hecho, como ya sabes, depende mucho de a quien llames ya que suele haber diferencias entre unos y otros (y a veces no es poca).

¿Nuestro consejo? Que no te vayas al más barato porque lo sea, busca también calidad. Puede que, por hacerlo barato, no te lo arregle de la forma correcta. La mezcla entre calidad y presupuesto es la clave de todo. Así que, llama a varias opciones y escoja aquella que más confianza te dé y que, a su vez, no se vaya de presupuesto.

Busca una nueva cerradura

Si, pese a todo, no existe una solución y la llave sigue girando mal, quizá es el momento en el que tengas que comprar una cerradura nueva. Sí, sentimos decirlo, pero obviamente, no puedes estar sin las medidas de seguridad correctas en tu hogar. Mira, nosotros te recomendamos que te pongas de nuevo en manos de expertos para que te digan cuál es la cerradura que más te conviene dependiendo de la puerta que tengas.

A pesar de ello, no olvides que tu nueva cerradura debe tener protección antibumping, anti-ganzúa y anti-taladro. Son las tres técnicas (la de antibumping más) usadas por los ladrones en la mayoría de las ocasiones para abrir las puertas. Así que, opta por una que cumpla con las tres características para que te proporcione una seguridad extrema. Es más, si lo puedes proteger también con un escudo y un cerrojo, mejor que mejor.

Así que ya sabes, a la mínima que notes que tu cerradura no gira como toca, debes tomar medidas cuanto antes. Una cerradura que no funcione correctamente puede conllevar a una falta de seguridad muy grave en tu domicilio. De hecho, puede conllevar grandes riesgos tanto para tu familia como para ti mismo y todo lo que tengas en el interior de tu vivienda. Por ello, es importante que soluciones el problema rápidamente. Utiliza alguno de nuestros trucos y, si no se soluciona, llama inmediatamente a un cerrajero. ¿Y tú? ¿Has comprobado hoy tu cerradura?

Cómo evitar que la cerradura se atasque
4 (80%) 2 votos